Italpizza nace en 1991 en Castello di Serravalle, un pequeño pueblo de las colinas boloñesas, y en pocos años pasa de ser una pequeña realidad a convertirse en la empresa italiana líder en la producción especializada y la comercialización de pizzas congeladas y de otro tipo.

La empresa elabora productos de alta calidad y propone a los clientes una amplia e innovadora oferta basada en la mejora constante tanto del producto en sí como del servicio, respetando la tradición y la sostenibilidad ambiental.

Además, Italpizza ha sabido industrializar un proceso artesanal que prevé una fermentación de la masa durante más de 24 horas, una extensión y condimentación a mano del producto, con una cocción exclusivamente en horno de leña.

La pasión que la empresa pone en sus actividades es el motor que le permite alcanzar importantes objetivos. A lo largo de los años, Italpizza ha introducido nuevas líneas productivas de éxito como la gama 26x38 y 12x30, partiendo de los valores que desde siempre la han caracterizado: tradición, seguridad, calidad e innovación.